La razón de que seamos infelices es que tenemos un ansia extrema por los objetos de los sentidos, los objetos samsáricos, y nos aferramos a ellos. Estamos buscando resolver nuestros problemas pero no lo hacemos en el lugar correcto. El lugar correcto es nuestro propio...

leer más